Close

Comparte nuestro contenido en:

Facebook
LinkedIn
Email

Mitos alrededor del Cuero.

El cuero se considera el material rey dentro de la Industria del Calzado. Aunque pasen los años, se creen nuevas tecnologías y surjan novedosos materiales, este se mantiene como uno de los sustratos más utilizados a la hora de fabricar zapatos.

 

Pero es precisamente esta popularidad aunada a su gran antigüedad lo que ha hecho que se creen una serie de mitos en torno a este material, que varían según fabricantes y productores.

 

Por lo que nuestra tarea del día de hoy sea informarte acerca de todas las teorías falsas que surgen a partir del cuero.

 

 

·Los animales son sacrificados para producir cuero.

Nada más falso que esto, si bien el cuero es un producto que se obtiene a partir de la piel animal. Estos seres vivos no son especialmente criados para producir cuero.

 

 

De hecho la industria del cuero depende de la ganadera para consumo humano, es para esto que se crían los animales y tras la matanza la piel es aprovechada para tratarla y producir cuero. 

·Existe cuero de origen no animal.

Para que algo se llame cuero o hecho de cuero, debe necesariamente estar hecho a partir de origen animal, esto según una serie de normativas legales. 

·El cuero no es ecológico.

Cada día los procesos de curtido se han ido perfeccionando para dejar un menor impacto en el medio ambiente. Si bien por ejemplo se usa gran cantidad de agua para su proceso de tratado, esto se ha ido cambiando para generar menor impacto ambiental. Aun así, el cuero se considera un producto ecológico al ser capaz de biodegradarse cuando su tiempo de vida útil ha finalizado, reintegrándose de manera amigable al planeta. 

"La industria del cuero es infravalorada a nivel mundial, en comparación con lo que produce"

Jorge Martínez.

CONOCE EL DIRECTORIO DE CALZADO MÁS 

COMPLETO DE LA INDUSTRIA.

Comercializadoras/ Mayoristas   |   Fabricantes de calzado   |   Fabricantes de marroquineria   |   Zapateria/ Detallista

·El cuero tiene una alta huella de carbono.

Se entiende como huella de carbono la cantidad de emisiones de gases y tóxicos que se emiten al momento de crear un producto, expresada en toneladas de CO2.

 

Anteriormente se pensaba que la producción de cuero emitía una gran huella de carbono, pero según estudios recientes de la Comisión Europea solo se tiene un 0.42% de la huella ambiental del ciclo de vida de un animal. 

·El cuero posee sustancias toxicas.

Naturalmente hay quienes destinan para la producción del cuero materiales tóxicos, pero si este proceso se hace de manera responsable y consciente, se evita en su totalidad este tipo de sustancias, para tener como resultado un material seguro para el consumidor. 

·Los productos hechos con cuero no son duraderos.

De las mayores bondades que posee el cuero es precisamente su durabilidad, al ser un material natural no requiere de demasiados cuidados ofreciendo un largo periodo de vida útil en perfecto estado, además de un producto de gran calidad. 

·Si no huele no es cuero.

Anteriormente el consumidor recurría al sentido del olfato para identificar si un producto era de cuero genuino, y la mayoría de las veces esta estrategia funcionaba. Pero en la actualidad esto ha cambiado, ahora los fabricantes se esmeran en dar un olor neutro al cuero para obtener un producto más profesional. 

 

·La producción de cuero se hace solo en países pobres.

Actualmente el cuero se produce en muchos países del mundo, entre los que destacan China, Vietnam, Italia, Alemania, Francia y Brasil. Es decir, encontramos entre ellos países desarrollados y no desarrollados.

 

 

Si es cierto que las metodologías de producción cambian entre uno y otros, según las capacidades y recursos de cada uno, hoy en día esta producción se lleva a cabo a nivel mundial sin distinción. 

·Las alternativas sintéticas del cuero están hechas naturalmente.

Falso, como su misma palabra lo dice, son materiales sintéticos producidos a partir de fuentes químicas. Aunque estos hayan tomado auge en los últimos años, ni son materiales naturales ni tienen necesariamente un menor impacto ambiental que la producción del cuero genuino.

 

Estas son en líneas generales las falsas historias que a través de los años han englobado al cuero, haciendo a muchos productores y consumidores dudar acerca de su uso, pero la verdad es que es un material casi perfecto, al menos para la fabricación de calzado.

 

Quizá pueden interesarte estos artículos...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cetro de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Al continuar navegando estas dando tu consentimiento para su uso y adicionalmente estas aceptando nuestra Política de privacidad. y nuestros Términos y Condiciones.