Close
cuero-plena-flor-caballero

Pieles de plena flor para calzado masculino.

Comparte

5/5
Facebook
LinkedIn
Email

Cuando hablamos de zapatos de caballero, generalmente nos situamos en un escenario de producto elegante y sofisticado, aun cuando las tendencias han cambiado, son este tipo de calzado un icono en el público masculino, especialmente el adulto.

 

Siendo así, es el cuero uno de los materiales más utilizados para la confección de este tipo de calzado, en el que podemos encontrar una amplia gama de pieles de origen animal, que varan según su tratamiento.

 

En esta oportunidad nos centraremos en 3 pieles de tipo plena flor, es decir aquellos de grano completo que son tratadas en su mínima expresión con la intención de mantener gran parte de sus características originales y la durabilidad propia del cuero, lo que las convierte dentro del mundo de las pieles en las de mejor calidad. Razón que las hace tan deseables para aquellas marcas con reconocimiento, que saben cómo tratar las pieles con especial esmero para obtener modelos de calzados elegantes y duraderos.

 

Boxcalf.

 

Es un tipo de cuero de origen vacuno de muy alta calidad que se distingue por su finura, flexibilidad y grano, utilizado en calzados y bolsos, su capacidad de transformarlo en liso, graneado o aterciopelado lo hace tan deseado para la producción de calzado elegante, además se presenta en grandes tamaños de pliego de piel lo que lo hace muy aprovechable a la hora de ejecutar los patrones, particularmente las palas las cuales son las partes del calzado más confeccionadas con este tipo de piel.

 

Su grosor puede variar entre 1 y 1.2 mm, con una suavidad autentica pero a su vez con cierta rigidez, una combinación que le da una perfecta calidad al calzado entre elegancia y durabilidad, resultando en un producto final con un brillo sedosos, sombreados y ligeras cicatrices de piel natural, ideales sobre todo para zapatos de caballeros con los más grandes estándares de calidad y elegancia, convirtiéndola en una de las mejores pieles naturales del mercado.

 

Según el tratamiento aplicado se puede conseguir en colores rojos, negro, marrón, verde y azul con un proceso de curtido al cromo bastante largo, que combina lo artesanal con maquinarias que permiten un resultado final más óptimo.

 

Charol.

 

Es un tipo de piel natural, con un efecto particular que se le da al cuero gracias a la aplicaciones, anteriormente de aceites naturales, hoy día de poliuretano. Para su producción se utilizan pieles curtidas al cromo con un aspecto totalmente brillante que lo hace tan distintivo.

 

En tiempos pasados el resultado final en el calzado era muy rígido, lo que los hacia incomodos para el consumidor, esto ha cambiado gracias al avance de la tecnología y los nuevos procesos de tratamientos de pieles.

 

El resultado es un tipo de piel impermeable, muy fácil de limpiar y con buena resistencia y durabilidad, inicialmente sus colores por excelencia eran el negro y blanco, sin embargo hoy día también se pueden encontrar en otra gama de colores gracias a la aplicación de químicos.

 

Crust.

 

Es un tipo de cuero semi terminado de piel flor, de aspecto liso y suave, generalmente se trata mediante un proceso artesanal que le da tonalidades cercanas a los marrones no uniformes, gracias a la aplicaciones de anilinas para dar el color, resultando en un aspecto natural que transparenta una diversidad de tonos, pero que aun así resultan muy bonitos y elegantes.

 

También se le conoce como curtido al cromo seco, por su proceso de tratamiento, bastara un cuidado sencillo y esta piel tendrá una extensa vida útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cetro de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia posible. Al continuar navegando estas dando tu consentimiento para su uso y adicionalmente estas aceptando nuestra Política de privacidad. y nuestros Términos y Condiciones.